Asociación de Herreros - Consejo del Hierro
Asociación de Herreros - Consejo del Hierro

Noticias

01/11/2013

Les Fèvres 2013, Reportaje.

Imagen de la noticia

Los pasados días 18, 19 y 20 de octubre tuvo lugar el VI Salón Europeo de los Oficios del Arte de los Metales en la pintoresca villa de Eu, pequeña población de la alta Normandía francesa, al que acudimos mi hijo Samuel y yo, invitados por Eric Quentin, organizador del evento, miembro del IFRAM y editor de la revista Les Fèvres Magazine. A pesar de las dificultades del idioma pudimos disfrutar de este encuentro gracias a la muy buena disposición de Patrick Centenero, colaborador de la revista, forjador y, para nosotros, intérprete.

El lugar en que se realizó el Salón no podía ser más espectacular: en el patio de honor del Castillo-Museo de Eu, una gran carpa de la asociación acogía las fraguas en las que, durante tres días, se forjarían varios trabajos asombrosos para instalar en distintos puntos de la villa. Bajo el mismo techo se desarrollaban los talleres demostrativos de repujado de cobre, fundición de bronce, realización de herramientas tradicionales de Mauritania y la fragua participativa.

Al lado de las fraguas una fila de stands acogía una exposición de piezas forjadas por los herreros que participamos en el trabajo colectivo. El nivel era el más alto que yo haya visto en ningún encuentro, ya que a estas piezas se sumaban las de otros stands situados en dependencias del castillo, en los que el metal representaba técnicas diversas y realizaciones exquisitas (cobre batido, bronce fundido, oro microcalado a mano, mobiliario en metal, esculturas de todo tipo, esmaltes sobre metal, grabado, cuchillería...).

En otro edificio contiguo había espacios dedicados a escuelas, una editorial, la revista Fèvres y una representación de una empresa de suministros de forja y martillos pilones; que prestó dos de ellos para utilizar en el encuentro. En un lugar destacado de esa zona había un grabador a buril que me dejó totalmente impresionado: Pierre Dône, de la escuela Léon Mignon, en Bélgica.

La organización del evento estaba muy cuidada en todos los detalles y la afluencia, tanto de participantes como de público fue muy elevada, incluso a pesar de algunos momentos de intensa lluvia normanda. Había herreros invitados de diez países diferentes y todos quedamos encantados con el trato de Eric Quentin, Frank Peuvrel (presidente del IFRAM) y la organización en general.

El viaje hasta el norte de Francia fue largo, pero pudimos aprovechar para hacer un poco de turismo y disfrutar de la hospitalidad de algunos socios del Consejo del Hierro a lo largo del camino. El calor y el afecto con que fuimos recibidos dan buena muestra de aquello que convierte esta asociación en una pequeña gran familia. Esta cercanía humana es también una apuesta particular de nuestros pequeños y humildes encuentros de herreros que, a pesar de estar muy lejos de contar con los medios del IFRAM, disfrutan de una entrañable relación entre los asistentes; sean participantes o público.

Desde luego queda mucho camino por recorrer hasta que el oficio del herrero alcance en nuestro país la solidez y consideración de que goza en Francia, esperemos poder conseguirlo sin perder la familiaridad.

José Ortiz.

Más información

Todas las noticias

© 2011 Consejo del Hierro

X

Esta web utiliza cookies propia y de terceros para mejorar la navegación y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información a través de nuestra política de cookies.